Dojo


El origen de la palabra Dojo proviene del Budismo, donde DO viene a ser el camino, JO el lugar, como traducción completa, el lugar donde se busca el camino. La cortesía y respeto deben ser observados en el Dojo todo el tiempo, el saludo al principio y al final es un símbolo de respeto hacia uno mismo, los compañeros, el Dojo, el fundador del estilo y al mismo Karate, además de hacernos más sociables. Para el practicante de Karate el Dojo debe ser el sitio donde aprendemos la importancia de una disciplina que te enseña a vivir, pensando de un modo diferente y actuar ante cualquier situación, nos permite llenarnos de energía positiva con el espíritu de Karate y relajar nuestras tensiones cotidianas. Al entrar al Dojo deben quitarse todas las joyas o bisutería que lleven puestos y siempre mantener la higiene del cuerpo, uñas cortas y limpias para evitar accidentes.

Kamidama:
Lugar específico del dojo, donde se coloca el retrato del maestro y ante el cual se saluda antes y después del entrenamiento del arte marcial.

Kamiza:
Pared de honor donde se colocan el retrato del maestro o maestros de la escuela, bandera de Japón y del país donde se encuentra el dojo, que deben saludarse antes de entrar y salir del dojo. Debe encontrarse al norte.

Joseki:
Sitio de honor, parte superior de la sala de entrenamiento.

Shimoseki:
Lado inferior del dojo donde se colocan los alumnos de menor grado.

Shimoza:
Sitio inferior del dojo frente a la pared de honor.